Parada Juvenil

ESPOL entrega el primer robot del proyecto Loly-MIDI

En Quevedo se entregó el primer robot disponible para la sociedad civil del proyecto Loly-MIDI, cuyas capacidades tecnológicas benefician a niños con espectro autista y otros síndromes. El Municipio de Quevedo, la ESPOL, con el apoyo de otras instituciones como la Universidad Técnica Estatal de Quevedo, se unieron para llevar a la realidad este proyecto de investigación.

 

Los profesores e investigadores Nayeth Solórzano, Dennys Paillacho y Boris Vintimilla lideraron esta iniciativa, en la que el Municipio de Quevedo se convierte en el primer actor estratégico en beneficiar a sus centros educativos y de apoyo social con el robot Loly-MIDI y juegos digitales.

Loly-MIDI

Loly-MIDI es un proyecto multidisciplinario desarrollado por la Facultad de Arte, Diseño y Comunicación Audiovisual de ESPOL, Fadcom, en conjunto con el Centro de Investigación y Desarrollo de Innovación de Sistemas Computacionales, CIDIS; además de un equipo multidisciplinario conformado por investigadores, profesores, psicólogos, psicopedagogos y estudiantes de facultades y unidades de ESPOL.  Así como de personas y organizaciones de apoyo externo como fundaciones, municipios y unidades educativas.

El objetivo de Loly-MIDI es mejorar el desarrollo de habilidades sociales y cognitivas en niños

con necesidades educativas especiales, a través de una plataforma Humano-Robot-Juego (HRG), enfocándose, principalmente, en el Trastorno de Espectro Autista (TEA).


Uso de plataforma

El robot interactúa con el niño, incentivándolo a jugar, capturando su atención durante toda la secuencia de los juegos y sus historias. También monitorea la efectividad de uso y jugabilidad de las aplicaciones de MIDI-AM (MIDI, acrónimo de Multimedia Interactivo Didáctico Infantil) con respecto a cada niño y permite evaluar sus grados de atención y tipos de emociones.


Tecnología que emplea

Se trata de un busto robótico que incluye sensores de movimiento, una pantalla para grabar la gesticulación y parlantes que reproducen el audio y ofrecen la posibilidad de grabar la actividad terapéutica. Este se comunica con un servidor implementado para evaluación de tableros de control que permite analizar actividades del juego y del robot relacionadas con el niño.

Importancia

Reconocer y saber aprovechar el potencial que tiene el uso de un Sistema Robótico de Asistencia Social (SAR) para promover intervenciones terapéuticas en el proceso de aprendizaje de niños con TEA. Estos sistemas, enlazados de una manera innovadora a aplicaciones digitales interactivas- como es el uso de videojuegos educativos- pueden estimular a niños con TEA, y otros síndromes, a lograr un mayor nivel de atención y participación en actividades lúdicas, adoptando la tecnología como parte de sus herramientas de comunicación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.